¡VERANO SIN DOLOR DE OÍDO, VERANO CON DRYOTIX!

Seca y elimina la

humedad en el oído.

Cumple con la normativa de productos sanitarios CPSP20089CAT
No utilizar en pacientes con perforación de la membrana del tímpano.

Exceso de humedad en el oído

El exceso de humedad en el oído nos puede llegar a ocasionar molestias como pueden ser la sensación de agua atrapada en el canal auditivo, pero también algunas infecciones más graves como la otitis externa, siendo necesario, en muchos casos, la ingesta de antibióticos para eliminar el dolor y la infección ocasionada por bacterias u hongos en el oído.

En verano la otitis externa es una de las patologías más frecuentes de visita a los centros de médicos,

llegando a diagnosticarse en esta estación hasta el 80% los casos anuales. En España los servicios sanitarios profesionales tratan muchos afectados por infecciones del oído principalmente en las zonas de veraneo

EVITA INFECCIONES DE OIDO CON DRYOTIX

La fórmula DryOtix posee propiedades fisicoquímicas que se activan en contacto con el agua.

Cumple con la normativa de productos sanitarios CPSP20089CAT
No utilizar en pacientes con perforación de la membrana del tímpano

Evapora de manera rápida el exceso de humedad gracias a la formula que ayuda a separar las moléculas de H2O facilitando su eliminación.

Protege la delicada piel que recubre el oído gracias la glicerina.

Aromatiza con un agradable olor fresco a rosas.

Óptima dispersión en el oído por micro pulverización para un resultado inmediato.

Con boquilla ergonómica adaptable al oído para minorizar el riesgo de lesiones y sistema de dosificación exacta.

Aplicación fácil y cómoda, sin ladear la cabeza ni permanecer durante minutos quieto.

Fácil de llevar a la playa o piscinas.

¿A quién va dirigido?

Familias

Practicantes de deportes acuáticos

Modo de empleo

01

Tras la actividad acuática aplicar 1-2 pulverizaciones en cada oído

02

Esperar 2-3 minutos para la evaporación del agua sin necesidad de mantener la cabeza ladeada

¿Quién lo puede utilizar?

  • Deportistas acuáticos especialmente buceo, nadadores, windsurf…
  • Usuarios de audiófonos para evitar la infección debido a la acumulación de humedad en el oído por la falta de ventilación natural del oído.
  • Personas en contacto directo con el agua, ya ses después de actividades lúdicas en la playa o piscina, o el baño y la ducha.

Ingredientes

  • Alcohol Isopropílico: Actúa evaporando en 2 minutos el agua atrapada en el oído.
  • Glicerina: protege la delicada piel del canal auditivo externo.
  • Aceite de Rosa Mosqueta: Aporta un agradable aroma a rosas

Instrucciones de uso

  • Aplicar 1-2 pulverizaciones en el oído:
    Enderezar el conducto auditivo externo tirando ligeramente de la parte superior del lóbulo hacia ariba y hacia la parte posterior de la cabeza. Esta maniobra permite la penetración de los principios activos en la parte interna del conducto auditivo externo. Tras su aplicación, en 2 ó 3 minutos, se producirá la completa evaporación del agua o humedad atrapada en el conducto auditivo externo. Si es necesario repite la operación.

Precauciones de empleo

  • No utilizar en caso de perforación de la membrana del tímpano.
  • No aplicar el spray en los ojos.
  • Mantener fuera del alcance de los niños.
  • Solo para uso externo.

Caducidad

  • 3 años útil desde la apertura del envase.

Conservación

  • Conservar en lugar fresco y seco. No refrigerar.

Reacciones adversas

  • Hasta el momento no se conocen reacciones adversas ni interferencia con medicamentos.

¿Qué es la otitis externa?

La otitis externa o la llamada otitis del nadador es una inflamación del conducto auditivo ocasionada por una infección.

Las causas de la infección pueden ser varias desde una pequeña lesión producida por algún cuerpo extraño, una agresión química, la existencia de un tapón de cera que no permite que el oído se seque naturalmente, o bien y de forma más común debido a bacterias, virus y hongos que suelen proliferar en ambientes húmedos.

Síntomas

  • Dolor moderado a intenso que aumenta al presionar el oído. Se acentúa al tragar.
  • Pérdida de audición o sensación de taponamiento en el oído.
  • Posible secreción amarillenta, purulenta o con olor fétido.
  • Picor en el oído.
  • Descamación de la piel de alrededor de la abertura del oído